EL RADICANTE

El arraigamiento precario en mi condición de inmigrante, “implica entrar en contacto con un suelo que recibe, un territorio desconocido. Cada punto de contacto que forma la línea radicante representa por lo tanto un esfuerzo de traducción” (Ranciere)

 

Espacios, estructuras sin terminar, hablan de un cuerpo nómade afectado por su entorno. Son paisajes que hablan de procesos internos y externos, formas de relación con la realidad, tiempo-espacio; vibrando, afectándome, en constante movimiento.

La escala, la arquitectura, lo precario, la naturaleza; explosiones que generan cambios, mutaciones. Paisajes de aire, de grandes explanadas, volcanes; figuras geométricas; la línea como elemento de construcción. Busca un eje... se ven resonancias, ritmos repetitivos que mutan; un registro de diversas líneas que bailan y que cuentan sobre distintos estado del cuerpo y la mente.

© 2018 / todos los derechos reservados por María Jesus Olivos

Diseño por Estudio Animala